A.P.E Historia prin...
 
Avisos
Vaciar todo

A.P.E Historia principal

Página 1 / 71
edudixi
(@edudixi)
Waifu del foro

Es un nuevo dia en Roma. Por las calles de la ciudad eterna se escucha el ajetreo de la gente, la plebe anunciando sus productos, los patricios hablando de sus próximas acciones, las nuevas decisiones del Senado y el Emperador, los niños corren y juegan en las calles. Todo parecería apuntar a un nuevo y tranquilo dia, sin nada extraño, si no fuera por el misterioso grupo de personas en la puerta de la Domus Augusti
Eso, sin duda, sera algo de que hablar.

 

Habeis sido llamados por una razón que no os han explicado todavía, solo que fuerais al hogar del emperador

Saludos persona leyendo esto

Citar
Topic starter Respondido : 09/06/2020 11:04 AM
SombraSST
(@sombrasst)
Rey de Vermina

Demasiado sencillo. Si algo parece demasiado bueno para ser cierto, lo más probable es que ese sea el caso. Zandramas despreciaba a Roma y todo lo que representaba. Ella había nacido cuando Egipto se alzaba como la nación más poderosa sobre la tierra, un imperio incuestionable, capaz de alzar los monumentos más grandes que vería la humanidad en toda su historia.

Y por ello ansiaba la muerte de aquellos que, como titiriteros, controlaban a su gente y la utilizaban. La Gloria de Egipto se había perdido, pero no su propia determinación. Zandramas fantaseaba con la idea de matar al Emperador aquel mismo día. Pero del mismo modo, sabía que, como ya se había dicho, parecía demasiado fácil. ¿Por qué la habían llamado precisamente a ella? Apuntaba a ser una trampa, y por eso tanto ella como Amely se habían preparado para lo peor.

Aunque no daba esa impresión mientras esperaba a las puertas de aquel edificio, ataviada con sus prendas de lino blanco y cuero, cubriendo su rostro con la capucha. Sus nueve dedos estaban tensos, y en sus pupilas se intuía una cierta paranoia mientras observaba de un lado a otro.

De su cinturón colgaba el Khopesh, que pendía ligeramente debido a su nerviosismo. Llevaba también un arco colgado del brazo y un escudo pequeño. No había dicho una sola palabra desde que, al amanecer de aquel mismo día, se había personado allí, aunque tampoco tenía nadie con quién hablar.

ResponderCitar
Respondido : 09/06/2020 11:23 AM
TheMage
(@themage)
No tengo (todavía) Moderator

Lucius Mondo

Habia un grupo de mercenarios acampando en algún campo despejado, eso fue después de una batalla que tuvieron.

Lucius: Hey chicos. Levantaos todos festejad y bebed hasta desmallaros, otra victoria para nosotros.

Grupo al unisono: ¡¡¡SIIIIIIIII!!! Viva al Jefe

Lucius: JAJAJA, no ha sido mi victoria solamente chicos, es porqué todos estan aquí que ganamos.

Este grupo de mercenarios aun estaba invicto incluso despues de docenas de batallas.

---

(Unas horas mas tarde todos quedaron dormidos por el alcohol a excepción de unos pocos)

¿?: ¿No les vas a decir que quizás vas a estar un tiempo fuera?

Lucius: Jaja, no hace falta, sé que os la podeis apañar sin mi, no sé cuanto tiempo estaré fuera, pero volveré cuanto antes me sea posible, lo dejo en tus manos Gorkus.

Gorkus: No creo poder estar a su altura jefe, pero haré todo lo que pueda.

Lucius le da unas fuertes palmadas en la espalda.

Lucius: No te subestimes, yo sé que me superaras en esto algún dia, solo te falta experiencia.

Lucius agarra una barril lleno de alcohol y se monta en un carruaje.

Lucius: Cuando despierten avisales a todos de lo que ha pasado y adonde me dirijo.

Asi Lucius desapereció de la vista de todos manejando un carro mientras se bebia un barril entero.

Soy el todo y la nada, existo y no existo, soy y no soy.

ResponderCitar
Respondido : 09/06/2020 11:30 AM
eonia
(@eonia)
Soldado de Vermina

se me habia llamado a  Domus Augusti, acudi,teniendo la esperanza de algo tendria que ver con la desaparicion de mi madre, al fin de al cabo, por algun lado tenia que empezar

fui de los primeros en llegar ,una de los que llegaron tenia pinta de ser de muy lejos, de eso estaba seguro,aparte de eso, buena parte de los que llegaron parecian ser guerreros o militares ¿para que nos habran llamado? me veo muy fuera de lugar en este grupo lleno de hombres musculosos

el que era de mejor ver, tenia un pokemon de tipo bicho, no hice ninguna muestra de desagrado,pues seria descortes, simplemente me mantuve alejado de su pokemon

no se me ocurria como iniciar conversacion ,asi que preferi esperar a que viniese quien nos hubiese llamado o alguien hablase primero

 

si alguien dice "no homo" en realidad quieres decir "yes homo"

ResponderCitar
Respondido : 09/06/2020 11:46 AM
Victorex123
(@victorex123)
Waifu del foro

Mientras disfrutaba de un buen plato de carne, Titus recibió la orden de ir a visitar al emperador. Así que terminó de comer, ofreció una generosa cantidad de denarios al tabernero por sus servicios y se dirigió a un callejón cercano.

¡Exspiravit! Es hora de movernos. -Susurró y en ese preciso momento un cúmulo de gas empezó a acumularse, apareciendo un Ghastly shiny en frente del centurión.

Y los dos compañeros emprendieron su marcha hacia la residencia del mismísimo emperador.

 

 

Compartiré los conocimientos arcanos que me fueron otorgados por Tzeentch y Hermaeus Mora con vosotros.
Sirviente del BIEN SUPREMO

ResponderCitar
Respondido : 09/06/2020 12:17 PM
PanDeCanelita
(@fandecanelita)
Soldado de Vermina

Félix se desplazaba como podía a través de las abarrotadas calles, llenas de puestos ambulantes. Se debatía entre la ilusión y la preocupación. Había sido llamado y eso sólo podía significar una de dos: han reconocido sus dotes como mercader y quieren contratarlo (quizá algún encargo a tierras lejanas y exóticas o incluso administrar las compra-ventas de algún alto mandatario) o por el contrario, han descubierto algo sobre él que trataba de ocultar. 

Mmm... eso suena inverosímil. Si realmente supieran algo, no me habrían citado en el Domus Augisti sino que ya tendría 5 alguaciles sobre mi.

Caminaba pensativo con los brazos cruzados sujetando a Piki mientras miraba de reojo los puestos a sus laterales, en busca de algo con lo que negociar.

Líder canelista, desarrollador de Pokémon Frente Vermina y amante de lo adorable. Felizmente casado con Pikapi :3

ResponderCitar
Respondido : 09/06/2020 12:29 PM
 Anónimo

El olor de la Danza Aroma de los Cherrims inundaba la casa de cortesanas donde Asenith vivía. Fukayna estaba jugando con las cintas y las tiaras de su compañera mientras ella se desenredaba su largo cabello negro, cortesía de la herencia de su madre.

 

Purrloins, Growlithes, Houndours, Aipons y Glameows inundaban la casa correteando de acá para allá, a excepción de los ya nombrados Cherrims y los Rolycollis que calentaban el agua de los ya perfumados baños.

 

—Asenith, necesito hablar urgentemente contigo.—la dueña del establecimiento era una mujer seria de intrincados recogidos, joyería cara y vestimentas púrpura. Su Persian era de los que ronroneaba antes de arrancarte la cara o darte mimos, lo que primero se le pasase por la cabeza.

 

—¿Ocurre algo, señora?—preguntó la muchacha con curiosidad, últimamente era verdad que había dado órdenes muy claras de que sus "chicas" se diferenciasen de las prostitutas, profesión más en voga todavía desde que Julia, la hija de Augusto, se dedicase a este oficio, pero no pensaba que, precisamente "la mestiza estrecha" tuviese un problema en ese aspecto.

 

—Se tendrá que anular tu evento con el patrón de esta noche, te han citado en la casa del emperador. ¿Te importa que vaya Maeve?—una pregunta trampa en toda regla, la muchacha sabía que su opinión valía poco o nada realmente.

 

—¿La nueva? Por supuesto que no, además, así por lo menos se les quitará el prejuicio de "los bárbaros celtas".—Asenith se mordió la lengua para evitar decir "igual si no siempre se le pueden escapar algunas cuchillas que utiliza para sus malabares...sin querer".

 

Después de prepararse y arreglarse para la ocasión, Asenith no solicitó escolta por si su nuevo "patrón" o alguno de sus invitados tuviese las manos demasiado largas. No quería llamar demasiado la atención y tenía la idea de que, al menos, ella y Fukayna sabían defenderse solas.

 

—Buenos días.—dijo ella asintiendo cuando llegó al lugar citado, un poco sorprendida por las diversas personalidades que había cerca de la puerta. "¿Otra mujer? Muy curioso..."

ResponderCitar
Respondido : 09/06/2020 12:36 PM
Flashio
(@flashio)
Ciudadano de Vermina

Habia sido convocado, una vez más de cada tantas, Marcus se preguntaba cual seria la nueva tarea que le asignarían ¿Una nueva campaña? ¿una nueva escaramuza? ¿algún tipo de misión clandestina?
Sea lo que fuere no le importaba, había sido llamado para servir y serviría como buen hijo de roma que es. Se despidió de su buena esposa y de sus queridos hijos y mandó un emisario para que sus tropas estuvieran preparadas, nunca se sabe si fueran a ser necesitados o no. Cogió su gladius y su escudo, se atavió con su armadura y el casco que hacia denotar su rango y se dirigió donde le habían llamado. Cimex le siguió estoicamente durante todo el proceso.

A primera hora de la mañana ya se encontraba a las puertas del Domus Augusti y con un fuerte par de golpes con la aldaba de la puerta se presentó

Marcus: ¡Soy Marcus Barbatius, centurión de Roma, he sido llamado y vengo a servir!

Mientras espera a ser atendido se gira y se fija en el variopinto grupo de gente que va llegando poco a poco.

Riff in your face

ResponderCitar
Respondido : 09/06/2020 12:38 PM
DelMazo143
(@delmazo143)
Soldado de Vermina

Dólmenix todavía no se sentía tranquilo andando por Roma, libre. Tan solo hace dos semanas un decurión visitó al lanista de la escuela (más bien cárcel) de gladiadores, diciendo que el emperador iba a pagar una cuantiosa suma de denarios por liberar al mejor gladiador (esclavo mejor dicho), ya que precisaba de su ayuda; gracias a Tutatis el lanista se decantó por Dólmenix. Desde entonces, había estado viviendo en una casa cerca del foro, pagada por el mismísimo emperador.

Caminaba dirección a la Domus Augusti, lugar en el cual le habían solicitado. Llevaba puesta una túnica de piel de lobo, con su cabeza como capucha; debajo de ésta llevaba el casco de su padre; y al cinturón un gladius oculto. Llámix iba a su lado, intranquilo.

Dólmenix: Ya lo sé Llámix, Roma es nuestra enemiga, y por eso deberíamos acabar con ella. *Se acaricia el bigote* Pero también hay que tener en cuenta que el emperador nos ha liberado, y le debemos una.

Al llegar, ve el grupo de gente en la entrada de la Domus, y decide unírseles, sin mediar palabra con nadie.

Soldado español en pos de una Españita sin furros 🇪🇸🇪🇸

ResponderCitar
Respondido : 09/06/2020 1:09 PM
Dameyanew
(@dameyanew)
Dragona divina Moderator

En Ostia, el puerto de Roma, Leandro se estaba divirtiendo en una de las tabernas. Se encontraba en una partida de dados con unos legionarios que estaban fuera de servicio, mientras un Ambipom se paseaba entre las mesas con sus cuatro manos sirviendo bebidas y comidas a los comensales del local. Zenón estaba sentado a la mesa junto con los humanos, comiendo unos dátiles mientras observaba curioso el juego. Leandro estaba ganando, pero con su sonrisa y su facilidad de tratar a otro con camaradería parecía que estaba consiguiendo que sus oponentes no se lo tomasen a mal.

Fue en éstas cuando un joven liberto acudió a entregarle en persona un pergamino sellado. Leandro lo recibió con curiosidad, y se quedó mirando a los demás jugadores.

-Vaaaya, parece que debo atender un asunto urgente. Supongo que sabrán excusarme señores, pero es mejor que me retire ahora, antes de que se me agote la bendición de Victini, ¿no les parece?

Dicho esto salió de la cantina junto con su pokémon y desenrolló el mensaje. Conforme iba leyéndolo, una de sus cejas se le fue enarcando.

-Bueno... esto es muy inesperado, sin duda alguna- comentó en voz alta. Luego miró a su compañero -¿A que no adivinas qué? El mismísimo emperador nos ha llamado al Domus Augusti. Sí, lo sé, pero a mí también me sorprende. ¿Qué podría querer? Bueno, si el emperador manda, nosotros allá que vamos.

Dicho esto, preparó sus cosas y salió de la ciudad por la via Ostiensis en dirección a Roma. Conforme caminaba con Zenón a sus hombros, se fue preguntando qué era lo que el emperador podía querer de él. Quizá se tratase de un encargo comercial muy, muy importante. Había estado trabajando para que su compañía fuese la mejor de todas, y quizá por eso requería de sus servicios. Mientras iba pensansdo fueron varias las horas que tardó en llegar, pero finalmente entró en la ciudad.

Se dirigió hacia las puertas del Domus Augusti. Se le ocurrió que a lo mejor le requerían que entregase el xifos que llevaba a la cintura antes del encuentro. Lo tenía por costumbre, aunque sólo fuese para rechazar abordajes piratas y ataques de bandidos, pero de todos modos no sabía cómo podría ser una amenaza para el emperador con él, si seguro que estaba rodeado a todas horas de su guardia pretoriana y sus pokémon entrenados.

Dejó de pensar en todo eso cuando vio que en el lugar requerido no estaba sólo.

-Bueno, bueno, bueno -comentó -Esto sí que es una sorpresa mayúscula. Creo que pocas veces he visto un grupo de gente tan distinta reunida tan junta. Ah, dónde están mis modales. Me presento, mi nombre es Leandro, y creo que están todos ustedes aquí, damas y caballeros, por la misma razón que...- se quedó quieto un momento cuando se fijó mejor en uno de ellos, al que reconoció -¡Pero bueno! ¡Yo a ti te conozco! Eres Dolménix, ese gladiador tan famoso que no deja de hacer furor entre los aficionados a los combates. Qué gran oportunidad, nunca había podido verte tan de cerca.

Dameyanew I, legendaria diosa reina de Vermina. Señora de dragones, ahora ascendida a dragona divina shukulenta por la gracia de los dioses videojueguiles y Joey Wheeler.

Por cierto, no os olvidéis de añadirme si jugáis a Pokémon GO: 8769 4584 8979

ResponderCitar
Respondido : 09/06/2020 2:00 PM
Enayra
(@enayra)
Ciudadano de Vermina

Ticio recibió en su ciudad natal una citación, indicando la fecha en que era llamado a acudir a Roma, indicando que debía esperar en la puerta de la Domus Augusti.

Sintió curiosidad por saber qué era, por supuesto, ya que la citación no indicaba el motivo por el que era convocado, pero pensó que lo más probable era que tuviera que ver con el Senado.

Ticio arregló su bolsa de viaje. Además de lo típico (ropa, algún libro, dinero y algo de comida y bebida) cogió un par de dagas de plata. Aunque se llevaba a su compañero Asli con él, nunca estaba de más ser precavido.

Tras ello, se despidió de sus lacayos, y le pidió a Patrina, la hija viuda de su vecino el boticario, que les echara un vistazo hasta su regreso. Y así, partió hacia la capital.

Llegó a la capital con tiempo suficiente hasta el momento en que había sido citado, por lo que aprovechó para asearse un poco tras el viaje. 

A continuación, acudió a la puerta de la Domus Augusti. Al llegar, observó a gente extraña, entre los que estaban varios varones que parecían ser legionarios. 

Las sospechas de Ticio se disparan. ¿Sería una trampa? Tras meditarlo unos instantes, Ticio decide que lo mejor es ser cauto y observar a los extraños hasta ser llamado. Busca un lugar para sentarse, se sienta y saca un libro, que sujeta con una mano mientras acaricia a Asli, quien se encontraba acurrucado a su lado, con la otra. Mientras finge leer, observa de reojo a los desconocidos.

Estás leyendo mi firma. No mientas. Te he pillado

ResponderCitar
Respondido : 09/06/2020 2:09 PM
DelMazo143
(@delmazo143)
Soldado de Vermina

Dólmenix mira a Leandro de arriba abajo, juzgándolo. Tras esto, le dice con voz fría y cortante.

Dólmenix: Sí, soy yo. Pero no vuelvas a llamarme "gladiador", gracias a los dioses he dejado de ser un mero espectáculo.

Soldado español en pos de una Españita sin furros 🇪🇸🇪🇸

ResponderCitar
Respondido : 09/06/2020 2:26 PM
Flashio
(@flashio)
Ciudadano de Vermina

Ante las palabras del tipo bien vestido, Leandro se llamaba no?, se acerca a ambos con curiosidad

Marcus: ¿Un gladiador? ¿Aquí? *Le mira de arriba a abajo* Responde, ¿has ganado tu libertad o has sido comprado?

Riff in your face

ResponderCitar
Respondido : 09/06/2020 2:30 PM
edudixi
(@edudixi)
Waifu del foro

Tras la llegada del ultimo en ser llamado, se puede oír algo de sonido detrás de la puerta, la cual se abre de para en par para dejar ver a un soldado ataviado con una armadura decorada, y una capa de color morado.

El prefecto de la Guardia pretoriana miró por unos momentos al grupo reunido, y tras saludar a Marcus, les pidió que le siguieran al interior del edificio.

La Domus era grande, con decoraciones que mostraban el poder de quien la poseía. En todas partes se podían ver soldados de la guardia, algunos miraban con interés al grupo, otros se cuadraban al ver a Marcus y otros pocos veían con desconfianza a la joven del Kopesh. Tras un paseo corto, llegaron al que parecía ser el despacho del emperador. El prefecto se adelantó, y tras unos segundos, indicó al grupo que podian entrar.

La sala era grande, llena de mapas y escritos, como si se estuviera planeando una guerra en las fronteras. Y en el centro de esta, flanqueados por un enorme Aggron y un Hydreigon, se hallaban los dos hombres mas poderosos del imperio en ese momento:Marco Agripa y el emperador Augusto

Este ultimó fue quien se dirigió hacia nuestro heroes: Bien, parece que habéis logrado llegar sin contratiempos. Confio en que no halla habido problemas con las citaciones, aunque parece que falta alguien. Supongo que vendrá mas tarde

Saludos persona leyendo esto

ResponderCitar
Topic starter Respondido : 09/06/2020 2:45 PM
Flashio
(@flashio)
Ciudadano de Vermina

Sin esperar la respuesta del gladiador se dirigió hacia el interior del Domus no sin antes hacerle un gesto con la cabeza

Marcus: Seguiremos nuestra conversación después, galo, pero regocíjate pues podrás servir al emperador mismo.

Si bien se lo esperaba se sorprendió que todo el grupo también entrase, pero si estaban ahí seria por algo así que se limitó a ignorarles.

Al llegar frente al emperador y al general Agripa no pudo hacer otra cosa que saludar adecuadamente y cuadrarse a la espera de órdenes. ¿Falta alguien? Después tendría unas fuertes palabras con el desgraciado que ha osado faltar a la llamada del emperador.

Marcus: Ave, Centurión Marcus Barbatius, hijo y sirviente de Roma, se presenta señor.

Riff in your face

ResponderCitar
Respondido : 09/06/2020 2:52 PM
Página 1 / 71
Compartir: