Kilian, El MedioMue...
 
Avisos
Vaciar todo

Kilian, El MedioMuerto CAP 2

Antanis
(@admin)
Piquero de los Tercios Admin

Capítulo 2: La Maldición.

Uno de esos monótonos días en los que su mentor de la escuela de magia le ordenaba que limpiase su despacho (como odiaba que alguien le diese órdenes, primero su padre, y ahora ese mago estúpido, que en vez de mandar a los novatos mandaba a antiguos como él), encontró un peculiar libro, que su dueño había olvidado esconder y/o proteger, o quizá colocado sutilmente aposta, quien sabe…

De tapa negra, de algún cuero carbonizado, se encontraba el símbolo de una calavera de ojos rojos llameantes, con una corona. Con cuidado ojeó el contenido echando un vistazo rápido y vio como el libro explicaba formas de obtener un macabro poder, además de ser inmune a venenos… y a la enfermedad... Enfermedad. No necesitó más motivaciones, cogió el libro sin pensarlo dos veces y lo guardó dentro de la túnica. Debía... Tenía que estudiarlo… Aprender, practicar… Salió de aquella estancia y con el paso del tiempo abandonó la escuela.

kilian blanco

Sois mis elegidos, sentid la energía negativa que os imbuye.

Tenía que ver a Reinhardt y enseñarle lo que había aprendido con ese libro. Él no era de leer, pero igual que Kilian, sentía esa innegable atracción por la nigromancia, por esa dominación sobre la vida y la muerte.

Una noche fría de invierno, dentro del bosque, ya junto a su amigo probaron a reanimar una rata previamente asesinada por Reinhardt (su pasatiempo preferido era matar algo que estuviese vivo), la cual se quedó tal como estaba, es decir, muerta. Costaba mantener el enlace… Además, ya probarían a reanimar en otros momentos, había un sortilegio muy interesante que llevaba tiempo descifrando. Había algunas cosas que no había conseguido descifrar, pero no parecía tener mucha importancia. Error de novato.

A mitad del sortilegio hubo un estallido de energía negativa y algo extrañó sucedió en lo más interior de su cuerpo. Fue expulsado a unos metros de distancia y cayó desmayado. Reinhardt, que aguantó consciente, enterró el libro cerca de lo que antes del estallido era el tronco de un árbol, al que hizo una señal, mientras el fuego de las antorchas de la gente de la villa que vio el suceso se acercaba…

La explicación de lo sucedido, un tanto improvisada, fue que un malvado encapuchado quiso secuestrarlos y al no poder hacerlo, les atacó... No era muy creíble, pero más increíble les parecería la realidad de los acontecimientos.

Fueron los sanadores los que detectaron que la energía positiva le dañaba, le producía quemaduras en la piel, tanto a él como a su amigo. Les hicieron mil pruebas, contraconjuros, plegarias a los dioses, nada funcionó… La energía negativa se había integrado en ellos… pero seguían vivos…

Ya no era seguro seguir practicando allí, ni leer el libro. Es más, la gente los miraba mal, había murmullos acerca “de vampirismo” y otras sandeces del estilo. Por lo que decidieron partir lejos de allí, para poder estudiar con tranquilidad y en un lugar nuevo, la Marca Argéntea, dónde nadie conociese su afinidad a ese tipo de energía, tratándose de aprendices de la nigromancia no era conveniente que la gente lo supiese… Y por supuesto, además de ser anónimos, podría beneficiarse de los famosos asentamientos relacionados con la magia y, quien sabe, si en un futuro lograrían tener su propia base de operaciones donde estudiar e investigar con tranquilidad, lejos de miradas ajenas, sus perturbadas aficiones. “Nunca entenderé qué ven de malo en la práctica de este estilo, la nigromancia no significa maldad, son unos ignorantes” comentaba Kilian a su amigo antes de partir.

Algún día… Algún día… Lograría superar la barrera entre la vida y la muerte, no enfermaría más, la presión en su pecho desaparecería, esa era su mayor deseo, aparte del estudio de la nigromancia, quería saberlo todo, más que nadie…

Todas nuestras vidas empezaron con el afecto humano como primer soporte. Los niños que crecen envueltos en afecto, sonríen más y son más amables.

Citar
Topic starter Respondido : 09/12/2021 11:13 PM
Dameyanew
(@dameyanew)
Dragona divina Moderator

Yo diría que el libro era de Velsharoon, y que nuestro amigo Kilian pronto va a familiarizarse con la palabra "filacteria"...

Dameyanew I, legendaria diosa reina de Vermina. Señora de dragones, ahora ascendida a dragona divina shukulenta por la gracia de los dioses videojueguiles y Joey Wheeler.

Por cierto, no os olvidéis de añadirme si jugáis a Pokémon GO: 8769 4584 8979

ResponderCitar
Respondido : 09/13/2021 6:34 PM
Antanis me gusta
Antanis
(@admin)
Piquero de los Tercios Admin

@dameyanew
Bien, bien, pero cambia filactería por otra cosa jiji

Todas nuestras vidas empezaron con el afecto humano como primer soporte. Los niños que crecen envueltos en afecto, sonríen más y son más amables.

ResponderCitar
Topic starter Respondido : 09/16/2021 1:15 PM
Compartir: