Facciones

¿Quieres unirte a la lucha?

Escoge una facción, lucha por destacar, se fiel a tus ideales, y defiende a muerte tus intereses. Las batallas en Vermina se disfrutan mejor en compañía, elige bien a tus amigos, pero escoge mucho mejor a tus enemigos.

La Guerra en Vermina

Desde los primeros resquicios de vida, la guerra siempre ha habitado en Vermina, y al igual que en nuestro mundo, las peleas por el poder desembocaron en baños de sangre, escudos rotos y la muerte de muchos inocentes. Con el paso de los años, las guerras se tornaron en paz, la reconstrucción de un nuevo mundo parecía otearse en el horizonte y la esperanza comenzaba a hacerse un hueco en los corazones de la gente, al menos… Por un tiempo.

El Éxodo

Este período fue conocido por la llegada de los exiliados, personas repudiadas por su propio reino, que quizás, impulsadas por su aciago destino, vieron en las tierras de Vermina un remanso de paz y justicia.

Con la llegada de los exiliados, la reconstrucción del nuevo mundo fue finalmente realizada. Sin embargo, las luchas de poder empezaron, y las facciones surgieron como una vía de escape.

¿Cuál será tu decisión?

¿Qué harás, te unirás a una facción? ¿Crearás la tuya propia? ¿O irás solo por tu cuenta? La vida en Vermina se está volviendo cada vez más dura, y una mala decisión puede hacer que yazcas muerto en algún sucio callejón.